Mi boda 1 : la “no boda”

Hola, hola!!!

¿Cómo va la vuelta al trabajo? Para aquellos que hemos disfrutado intensamente este verano, siempre se hace un poquito cuesta arriba, pero se afronta la “reentré” con muchas ganas.

Bueeno, después de varios meses hablando de todo lo relacionado con el gran acontecimiento, he decidido abrirme un poquito más (como ya hice en su momento en las primeras entradas) y contaros mi historia.

No sé si recordaréis que mi marido (ay, que raro suena decir “marido”!!!) me pidió matrimonio en París, allá por Abril del 2014. En aquel momento nos surgió la duda de cómo celebrar nuestra boda, porque lo único que teníamos claro era que iba a ser un enlace civil, pero al margen de esto, no sabíamos qué hacer, pues mi familia vive en el norte de España y la de “Mr.D” en Valencia; así que, después de mucho meditar se nos ocurrió una solución intermedia: cómo mi familia es menos numerosa, pensamos en subir en verano de ese año y celebrar un “convite” en mi tierra con mi gente; de este modo, no se sentirían obligados a bajar a la boda oficial cuando llegase el momento.

Lo que hice fue llamar a mi padre, que conoce los mejores restaurantes de la zona y encargarle a él la elección del lugar. Como es un sibarita, sabía que elegiría bien y vaya si lo hizo. No queríamos un restaurante típico de bodas, sino que buscábamos algo más informal, un buen restaurante de ir a comer los domingos.

El “convite” lo celebramos en el Bar Cuesta, en el Barrio Cerrazo (luego abajo os dejo todos los enlaces).

Pero antes de la celebración, tocaba arreglarse!!! No íbamos a ir vestidos como dos novios al uso, pero al tratarse de una celebración, y por respeto, sobre todo a mi abuela, sí que nos arreglamos un poquito más de lo habitual y además, nos vestimos por separado, de forma que no supimos cómo vestíamos hasta que quedamos con todo el mundo para tomar primero el aperitivo.

Yo que soy un poco coqueta, decidí que iba a llevar un vestido azul celeste, el pelo recogido y con algún accesorio y un “corsage” en los mismos tonos del vestido. Desde Valencia, me puse en contacto con una floristería de Santander- Flores Lucrecia-, les envié todas las fotos del “traje de novia” y ellos se encargaron de hacerme un bonito corsage.

Para darle un poquito de emoción, me arreglé en casa de mi prima mientras el “novio” lo hacía desde mi casa. Recuerdo que mi prima estaba más nerviosa que yo (Te quiero Mónica!!!!); ella me ayudó a peinarme y a maquillarme.

Para rematar el look, también me compré un bolso de “novia” (sí, ahí me enteré yo de que existían). Os enseño fotos de todo para que veáis el resultado.

vestido azulmedium_1_1aeef2ba-d2ce-4ebf-ac9e-72dddf5b3101

Sin título-Color real-0227El novio iba muy sencillito, con chinos beige y camisa azul, muyyy guapo!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La comida fue estupenda e incluso tuvimos “tarta nupcial” y regalo de “boda”:

566250.1Y hasta aquí, la primera de mis “bodas”. Pronto os contaré y os enseñaré las bodas “oficial” y “real”. Abajo os dejo los enlaces de interés.

Por cierto, se acerca el otoño, mi época favorita del año, tanto para realizar los pre-bodas (me encantan las tonalidades del otoño) como para la celebración de bodas. Prepararé entrada relacionada con este tema y de paso, os enseñaré alguna foto de mi pre-boda.

Besucos!!! Y muchísimas gracias por leerme; cada día somos más en “Las bodas de Vane”.

https://www.facebook.com/pages/Bar-Cuesta/175581009136573

http://www.asos.com/es/mujer/

http://www.floreslucrecia.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s